Blog

  • Un año ha.
    No estaba en mi ciudad cuando por primera vez desde aquella huelga de controladores aéreos se activó el estado de alarma en el país. Me encontraba a unos cuantos kilómetros lejos de mi hogar, disfrutando del norte en una primavera… Sigue leyendo Un año ha.
  • Te quiero en mi equipo.
    Sí, es posible que este título te suene a programa de televisión, pero mucho antes de que los sillones giratorios se inventaran seguro que ya habías escuchado esta frase, y hasta me atrevo a adivinar que la emoción que sentiste… Sigue leyendo Te quiero en mi equipo.
  • Los gruistas me explican cosas.
    Tomo prestada la estructura del título del libro Los hombres me explican cosas de Rebecca  Solnit (libro que por cierto no he logrado acabar de leer…) para engrosar mi anecdotario particular, ese que anda repleto de sucesos del tipo “esto… Sigue leyendo Los gruistas me explican cosas.
  • Los lazos de sangre están sobrevalorados.
    No hace muchas noches me vi repitiendo en diferentes conversaciones una misma frase que es la que, precisamente, titula este texto: “Los lazos de sangre están sobrevalorados.”   Lo afirmé con rotundidad, como si se tratara de una verdad universal,… Sigue leyendo Los lazos de sangre están sobrevalorados.
  • Venecia.
    No. Venecia no es una ciudad. No. Para mí, venecia es un club deportivo privado: El club. Ese club del que todo el mundo suele decir orgulloso eso de “nosotros del Venecia de toda la vida”,